Enoch (Los Fragmentos de Erciyes)

Enoch (Los Fragmentos de Erciyes)

Y al final solo hubo
Agua.
Mis chiquillos
Conocieron el hambre,
Conocieron la soledad
Y el miedo.
Así era como debía ser.
----------------------------------------

Y sucedio, en noches de sangre y muerte,
Que nuestro padre volvio a nosotros.
tan terrible era su expresion
que nos arrodillamos al vernos.
su rostro palido como el hueso,
sus ojos negros como el abismo.
quienes podian ver toda la fuerza,
de su rabia se apartaron a su paso
para que su poder no los cegara.
----------------------------------------

Observad a mi mas loco chiquillo,
quien reclamo por placer la locura:
que se torne loco en realidad,
para que todos teman su compañia.
----------------------------------------

Asi nuestro Sire nos castigo,
A nosotros, sus errantes chiquillos.
Cuando acabo se rodeo de negrura
y partio en velado secretismo,
para que nadie pudiera seguirlo.
Para que nadie pudiera preguntarle,
para que nadie osara discutirle,
para que nadie pudiera rogarle,
asi era como debia de ser.
----------------------------------------

No abraceis a alguien con vuestro odio
Si no es que el odio esta en la sangre.
No abraceis a alguien por venganza
si no quereis enemigos eternos.
No abraceis a quien aun es joven,
pues traera locura a vuestra estirpe.
No abraceis llevado por amor,
pues lo corrompera la maldicion,
Y convertira en perverso este acto
que os perseguira hasta el fin de las noches.
----------------------------------------

No juegues con la bestia, pues al final siempre acaba ganando.
----------------------------------------

Para encontrar la maxima oscuridad, mira en tu interior.
----------------------------------------

Se dice que la polilla que vuela demasiado cerca del fuego alcanza la iluminacion, pero es rapidamente consumida

El porque escribo... (02 de noviembre de 2010)

El porqué escribo... (02 de noviembre de 2010)

Entre las sombras del destino dejé que mi vida se fuera, consumida por la ilusión, y como salida a la misma lujuria, alejé la cordura de mi cabeza, mis piernas ya no tiemblan. Mientras mi alma se carcomía entre pavimento y alquitrán, mis huesos se volvieron comida de arboles de invierno. Me resguarde en la vieja cabaña de los pecados, empecé a planear como serle útil a la ironía en la que existe el universo.

Mi cabeza llena de hastió repetía y repetía y volvía de nuevo a repetir el vago pensamiento de dejar de ser carne sin vida. La quimera dentro de mi propia leyenda vino y me hizo amo del señor dragón. Sodomicé con sadismo a la princesa una y otra vez en el castillo, aunque mientras lo hacía, pensaba en donde iba a colocar la cabeza de mi presa cuando muriera. Al eyacular, sentí el aliento de los espectros lovecraftianos y vislumbre el infierno dentro de la muralla. Sacié mi curiosidad entrando en el pantano y rogué para que destajaran mis órganos con rapidez aquellas criaturas.

Me quité los nudos en los dedos. Golpeé mi corazón que se había jactado hasta ese instante de ser el que más sentía y envié a la mierda la poca decencia y cordura que quedaban, destruyendo mis lagrimas en el proceso. Ya no me importó el tiempo vivido con las musas, porque siempre asesinarán a la mujer que amo, y yo terminaré disparando igual que Al caponé. Saboreé la victoria antes de caer al suelo con mis vísceras destrozadas profiriendo el más grande gemido emotivo no antes dicho.

Después de enmascarar, magullar, masacrar y finalmente matar a mi voluble alma, me di cuenta que tenía el consuelo de haber realizado todo lo que debía de haber hecho. Termine por darle la manzana a Eva y ser expulsado del paraíso.

Y después de esto, únicamente cuando seguí los pasos del ermitaño, decidí escribir.

Idea 69

Idea Numero 69

Mi casa, mi alcoba, la cama, mi sexo entre tu boca y tu sexo entre la mía. Movimientos profundos de tu garganta y de mi lengua, sofocándonos entre sensaciones.

Satisfacción Mutua.

Idea 76

Idea 76

Salir al balcón, solo cubierto con un saco de lana. Sentir el aire pasar por mis pies, piernas, vientre, brazos y finalmente alejarse de mi cuerpo.

Sinfonías de autoconocimiento que vagan en mi interior


Tao Te King - Lao Tse (Apuntes)

Tao Te King - Lao Tse (Apuntes)

El Tao es vacío, imposible de colmar, y por eso, inagotable en su acción. En su profundidad reside el origen de todas las cosas. Suaviza sus asperezas, disuelve la confusión, atempera su esplendor, y se identifica con el polvo.

El universo no tiene sentimientos; todas las cosas son para él como perros de paja. El sabio no tiene sentimientos; el pueblo es para él como un perro de paja. El universo es como un fuelle, vacío, pero nunca agotado. Cuanto más se mueve, más produce. Quien más habla menos le comprende. Es mejor incluirse en él.

Alcanza la total vacuidad para conservar la paz. De la aparición bulliciosa de todas las cosas, contempla su retorno. Todos los seres crecen agitadamente, pero luego, cada una vuelve a su raíz. Volver a su raíz es hallar el reposo. Reposar es volver a su destino. Volver a su destino es conocer la eternidad. Conocer la eternidad es ser iluminado. Quien no conoce la eternidad camina ciegamente a su desgracia. Quien conoce la eternidad da cabida a todos. Quien da cabida a todos es grandioso. Quien es grandioso es celestial. Quien es celestial es como Tao Quien es como el Tao es perdurable. Aunque su vida se extinga, no perece.

The Punisher (Apuntes)


- Frases de The Punisher (La película de 1989)

Vamos, Dios. Respondeme. Hace años que te pregunto porque?. Porque los inocentes mueren, Y los culpables siguen vivos?, Donde esta la justicia? Donde esta el castigo? O acaso ya me has respondido y le has dicho al mundo "Aqui esta la justicia, aqui esta el castigo"? Aqui... en mi...

----

Policia: Porque mierda no me buscaste por ayuda?
Punisher: No necesitaba tu ayuda
Policia: Estas enfermo. Lo sabes verdad?
Punisher: No no lo estoy
Policia: entonces como llamas a 125 asesinatos en 5 años?
Punisher: Trabajo en progreso...

Causalidad

Causalidad

"Las cosas pasan porque deben pasar", "Dios lo quiso así". "Es el destino".

No, las cosas no pasan porque sí, sin razón aparente, o porque Dios en su infinita gloria lo ha deseado.

Eso de darse golpecitos en el pecho, seguir llorando en vano y ser hipócrita con uno mismo con tal de no sufrir está mandado a recoger. Afrontar los errores es la construcción para el real humano. Todos dañamos, a veces de forma intencional, otras veces sin desearlo. Pero la vida no solo es tragicomedia.

La causalidad reina; sin embargo la ignoramos.

Las consecuencias no nos importan, habremos muerto cuando las cosas se conozcan, o seremos viejos y tendremos tiempo para resarcirnos. Patrañas. Esas cosas le pasan a los demás, nosotros somos diferentes, no hay necesidad de pelear con los demás, para qué afrontar. Patrañas.

Las cosas pasan porque en algún momento hicimos o dimos el empujón para que eso pasara, o dejamos de hacer. El quedarse quieto es también un movimiento, y la brisa más leve puede crear huracanes. Entonces, a pesar de ver las piedras grandes, no hay necesidad de sentirse lástima, ni darse golpecitos en el pecho o sentirse víctima. Para disminuir el ego roto es necesario dejar el sufrimiento y convertir las experiencias en vivencias positivas.