Erase una vez el amor pero tuve que matarlo - Efraim Medina (Apuntes)

Erase una vez el amor pero tuve que matarlo - Efraim Medina (Apuntes)

Algunos dicen que soy cruel, sin embargo, jamás mato una cucaracha si no es necesario.

¿Sabes qué pasa en los hospitales a medianoche, qué clase de gente recorre sus pasillos, cuántos dulces de menta se consumen allí por hora?

Toba dice que todas las mujeres son putas. Jota dice que el mundo no acaba en casa de Toba.

LA FIESTA EMPIEZA CUANDO LA ROPA SOBRA.

La filosofía escruta la existencia pero no nos ayuda a existir. La religión nos enseña a despreciarnos. El arte es una buena coartada pero lejos de casa se vuelve innecesario.

Estuve intentando un tiempo pero ya sabes que cuando el amor se apaga es más frío que la muerte. Lo malo es que los dos extremos no se apagan al tiempo y cuando eres el extremo que sigue activo más te valdría estar muerto.

Por fortuna para mí el mundo está repleto de gente insatisfecha y nimia, gente que sólo puede señalar lo que está mal en algo que se ve mal, así que es poco probable que vaya a toparme con un experto. Por si no lo sabes, un experto es esa clase de gente que puede descubrir lo que está mal en algo que se ve muy bien y goza descubriéndolo.

Para ver mis cicatrices y escuchar mi corazón hay que pagar la entrada, nada de esto es un acto

Hay tres reglas: 1. Siempre hay una víctima 2. Trata de no ser tú 3. No olvides la segunda regla

Los enamorados tienden a tres cosas: 1. Decir que el sexo no es lo más importante entre ellos. 2. Hacerse promesas increíbles. 3. Elaborar todo tipo de planes hacia un brillante futuro. Cuando se hacen esos planes con alguien amado uno puede imaginarse cualquier cosa menos que esos mismos planes puedan realizarse con otra persona. Uno considera que cada promesa hecha es única e inmortal, que la palabra empeñada vale más que el amor. Apenas decae el sexo (que tenía poca importancia), el resto se esfuma.

P.M.: ¿Se considera buen amante?
Yo: Hijo, no dejes que esas cosas te quiten el sueño. Has ido al zoológico, ¿no? También lo hice y aprendí mucho. Vi a un macaco atorando a su hembra y a ésta suspirar de gusto. He visto en las calles, de madrugada, a dos ratas copulando la mar de felices. He oído cómo los gatos hacen su infierno en el tejado. He visto a un pájaro metérselo a su pájara sin necesidad de un manual. ¿Por qué no iba a hacerlo bien yo? ¿Por qué ibas a tener líos tú? Se trata de mujeres, te aseguro que una mosca ofrece más dificultad. La mujer habla de amantes perfectos pero un amante perfecto lo es para sí mismo. Si te empeñas en quedar bien con ellas te van a dejar seco y aburrido. Por mi parte solo procuro mantenerlo erecto cuanto me sea posible y después suelto el escupitajo. Si hasta los historiadores y cajeros de banco eyaculan, por qué no iba a hacerlo una mosca.

Sólo se puede ser un soñador o un tramposo, lo demás es retórica.

¿Qué cosa soy? Quizás algo que muchos quisieran ver cuando se ponen ante el espejo. Soy el dios que falló.

P.M.: ¿Qué sugerencias les haría a las nuevas generaciones?
Yo: Les sugiero la inmortalidad del cuerpo y la venta del alma, que en vez de visitar iglesias vayan a las carnicerías.

Fíjese que un escrito famoso con el tiempo pude degenerar en momia de eventos sociales o majareta de la tele. El artista en cambio no tiene opción, es un fracaso a prueba de eternidades.

Transportar un pensamiento no significa compartirlo. Para que un pensamiento conecte a dos o más sujetos debe ser descifrado por todos aquellos y eso no es frecuente. Conectar es distinto de aceptar, el grueso de lo que llamamos comunicar no es más que repetición y obediencia. Vivimos de pactos referenciales, de escueta mecánica. ENTRENAMIENTO es el nombre del sublime juego que algunos llaman todavía VIDA. Todos hablan con propiedad sobre el amor, la libertad, los sueños, etc. Pocos pueden entender sencillas ecuaciones. Por ser la palabra un elemento cotidiano nos resulta penetrable. Y es un error, la palabra es más hermética que la física moderna, la palabra es una trampa mortal

Si te empeñas en buscar algo corres el riesgo de encontrarlo. Uno nunca sabe lo que le falta hasta que duele mucho.

Ningún mundo se hundirá bajo lágrimas que nunca vimos caer por una pena que nadie compartió en absoluto

Una caminata alrededor de sí mismo era la más horrenda aventura que podía tener cualquier hombre.

El peor crimen es fingir

Matarse no está bien, a Dios no le agrada la gente que hace su trabajo.

La traté mal muchas veces porque estaba desesperado pero la quería más que a mi vida y cuando ella se fue mi vida se apagó.

Cuando supe que nunca más iba a tenerla, enloquecí: Antes que pase un segundo habrás muerto cien mil veces, dice una frase del Corán y yo tuve que vivirla. No había dejado de amarme pero su amor estaba enfermo y no soportaba más mi presencia. Vi todo el dolor en sus ojos, todas mis traiciones y mentiras, yo era la persona entre ella y yo, el rival imposible. Entonces, cuando ya no importaba, estalló mi amor: su amor enfermo no hacía resistencia y el mío fue hacia ella como un rayo pero ella estaba cerrada. Y mi amor se quedó conmigo y hubo gotas de sangre en mi silencio. Ella se alejó y yo entré al cuarto frío, el menos florido de todos los manicomios, y todavía no salgo.

Me gusta trotar cada mañana porque afloja la tristeza. Cuando sueño con cierta chica lo sé aunque no lo recuerde. La sensación de ausencia en el pecho me lo dice. Trotar ayuda, por eso hay tanta gente trotando al amanecer.

Una mujer soporta todo del hombre que ama menos que le hable todo el tiempo de un amor inolvidable.

La inteligencia y el amor no hacen liga. El amor es tonto. El amor sólo es inteligente en abstracto.

Un hombre que mata por no pasar de idiota olvida que matar es la mayor idiotez, a menos que seas asesino profesional o policía.

Ortega, el poeta-profesor, sostiene que el artista es un pequeño dios cuya altanería es un dolor que lo hace pedazos. Recoger cada pedazo es su oficio. Un oficio sórdido, inútil y extenuante: sórdido porque vives en un manicomio. Extenuante porque son demasiados. Inútil porque jamás los encontrarás todos. Ortega tiene razón, el pedazo más valioso no quiere saber nada de mí.

Todos pueden fingir amor pero el odio es demasiado real. El odio es como un hijo tarado, como un murciélago puesto a volar de día

El tibio resplandor de una caricia es apenas la sombra invisible de una lágrima

Las películas son mejores que los curas, los siquiatras y las aspirinas.

El hacha clavada sobre el tronco puede verse de dos formas: la parte del hacha que se ve y la otra. Una es el amor y la otra la muerte. Cada quien decide cuál es la muerte

Uno puede tratar de entender a alguien pero no puede tratar de amarlo. El amor surge involuntario. El amor puede aumentar o bajar hasta diluirse pero no puede imponerse.

Cuando se piensa en el amor las ideas no tienen consistencia y quizá por ello los grandes filósofos eludieron el tema pero aunque empalague es obvio que nuestra pequeña vida gira en torno a alguien que nos ha hecho felices idiotas o resentidos sabios.

El dolor es un placer inolvidable

Tu cuerpo blanco como la luna de los sueños. Tus ojos abiertos sobre un enigma. Tus manos sabias. Bajo al fondo del mar y toco, justo antes de morir, una piedra redonda. La piedra me trae de regreso a la superficie. No trato de entender lo que ocurre, me tiendo sobre tu cuerpo y escucho lo que dicen los astros. Una voz trata de romper los espejismos pero ya no puede. Eres tanto asó, tanto bella. Un regalo de la muerte. Mi cuerpo no lo puede creer, no creo en mi cuerpo. Mi cuerpo se opone como estúpida ciencia entre tú y yo. Tu cuerpo se deshace para dejarme entrar, mi cuerpo es duro como una ley, como un pacto de otros. Renuncio a mi cuerpo y me entrego al tuyo, renuncio a mi alma. Eres el hueco en mi corazón, la raya en mi pensamiento.

El odio me ha demostrado muchas veces que el tiempo no existe.

Sin miedo no hay sensación pero el miedo debe ser abstracto. Temer a lo real te aplasta contra tu propia sombra. Sin miedo la vida es hueca y remota como un agujero en el espacio sideral. El miedo calienta la sangre, es vida. El miedo a lo real daña el estómago, hace que estés mucho tiempo en el baño, es muerte. Temer a lo real es como hacerle caso a una mujer que asegura amarte y no te da el culo. Nada real justifica meterse un tiro en la cabeza pero basta para partir en dos cualquier mosca que quiera zumbarte al oído.

El sexo no necesita al amor pero le viene bien, el amor necesita todo lo posible y algún imposible

¿No sabes que no existe el diablo? Sólo es Dios cuando está borracho

Lo estúpido es pensar más allá de nuestras narices, es vivir unos metros adelante.

Distancia

Distancia

La española me ha abandonado. Con sus gráciles palabras se ha largado.

Es esa española que se dedica a ver películas para acordarse de sentir, lee a Nabokov mientras se masturba, piensa en sus mayores fantasías mientras viaja en moto y se retiene de soñar mientras idealiza su entorno.

La española me ha dejado. Se ha evaporado por mis curiosidades. Me ha dejado con el alma encendida y con la boca seca. Me ha dejado entre kilómetros para dedicarse a sus placeres. Me ha dejado y solo sé que me ha dejado. El frio de ese espacio que ocupa esta calándome los huesos y acobijando mi espalda.

La española no me habla ya. Se ha quedado muda con sus dedos, entumecida entre su mundo y yo, que empiezo a extrañarla, hablo con mi firmamento sobre ella un rato y sonrió al recordarla con nostalgia.

Tecnicas para ser infeliz y ser poeta (Francisco Jaymes)

Técnicas para ser infeliz y ser poeta
Francisco Jaymes

Permanece en silencio
Haz un baluarte de la soledad
Y cubre tu cabeza con su corona
Y juega con los acertijos aunque sólo obtengas
Monedas de utilería para repartir a tus locos.
Canta sonatas entre tormentas
Con un clavel prendido en las solapas del alma
Deja crecer las raíces de tus dedos
(Raíces profundas)
Deja que tus sentidos se llenen de pájaros
(Pájaros exóticos)
Colecciona fantasmagorías
Eucaliptos que rugan, truenos metafóricos
Un fuego de hielo que no se derrita
Se un hijo de puta pero sagrado
Se un traficante de la imaginación
Bien remunerado y sin desencanto
Besa las madrugadas, camina sobre los charcos
Los vidrios, las brasas, y los cardos
Y evita el cultivo de frutas ácidas en el vientre
Y cuando todo se halla acabado
Date una tregua
Antes de marcharte.

*Se respetaron las faltas ortográficas del autor, para respetar su propuesta.

Revolver (Apuntes)

Revolver (Película - 2005)

* El mayor enemigo se oculta en el lugar menos pensado (Julio Cesar - 75 A.C)
* El único modo de ser más listo es jugar contra alguien más listo aun (Fundamentos de Ajedrez 1883)
* Primera regla de negocios: Protege tu inversión (Etiqueta del banquero 1775)
* No se puede evitar la guerra, solo se la puede posponer para ventaja de tu enemigo (Maquiavelo 1502)
* El único enemigo real que existe es un enemigo eterno (The road to suicide Pagina 1 Línea 1)
* Tus amigos están cerca, pero tu enemigo, más cerca aun (The road to suicide Pagina 1 Línea 2)

Si hay una regla puedes romperla. Si hay una ley, puedes violarla. Y de aquí en más, romperé todas las reglas porque los hombres desesperados, hacen cosas desesperadas.

Estos perversos me están haciendo pagar por mi propio dolor. Una parte de mi muere cada vez que lo pienso. Hallaron una debilidad, me atraparon, me engañaron, me envolvieron, me cocinaron, me sirvieron en un plato, y si me pinchan con un tenedor sabrán si sangro. Estoy en un trance, atrapado entre la espada y la pared. Ahora solo quiero un poco de paz.

No existen los problemas, solo las situaciones.

La belleza es una ángel destructivo, como puede ser tan malo si se ve tan bueno. Pero no hay ángel tan destructivo como su codicia. Al final, ella se queda con todos, pero la codicia es la única serpiente que no puedes encantar.

El ego es el peor enemigo que puede existir y que podamos imaginar. La estafa más grande es “yo soy tu”. El problema es que es en el último lugar que buscarías es dentro tuyo. El ego confunde sus pensamientos con tus pensamientos y sus sentimientos con tus sentimientos. Crees que eres tú. La necesidad de la gente de proteger su ego no tiene límites. Miente, engaña, roba, mata, hace lo que sea para mantener lo que llamamos "limites del ego". La gente no tiene ni idea de que esta presa. No sabe que existe el ego. No conocen la diferencia. Al comienzo es difícil que la mente acepte que hay algo más de ella, que hay algo de mayor valor y capacidad para discernir la verdad que ella.


Formula

Tiene infinita profundidad en su eficacia y aplicación, pero es asombrosamente simple y totalmente coherente

1. Solo puedes hacerte más listo aun contra alguien más listo aun.
2. Cuanto más sofisticado es el juego, más sofisticado es el adversario.

Explicación de la formula:

Si el adversario es muy bueno, colocara a su víctima en un entorno que pueda controlar. Cuanto más grande sea el entorno, más fácil será controlarlo. Le dará un hueso al perro, hallara su debilidad y le dará un poquito de lo que él cree que quiere. El adversario simplemente distraerá a su victima consumiéndola con su propia consunción.
Cuanto más grande y viejo es el truco, mas fácil es hacerlo. Se debe a dos principios, creen que no puede ser tan viejo y creen que no puede ser tan grande para que tanta gente haya caído en el. Finalmente, cuando el adversario es desafiado o cuestionado significa que la inversión de la víctima y por lo tanto su inteligencia, es cuestionada. Nadie puede aceptarlo, ni siquiera a si mismo.

Carta de Despedida (Einstein)

Carta de Einstein a Robert S. Marcus (7 febrero 1950)


Querido Dr. Marcus,

Un ser humano es una parte de un todo, al que llamamos “Universo”, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Él experimenta por si mismo (sus pensamientos y sensaciones) como si estuvieran apartados del resto; una especie de falsa ilusión óptica producida por su consciencia. El esfuerzo necesario para liberarse a uno mismo de esta falsa ilusión es un problema que debe resolver la verdadera religión. No alimentar esta falsa ilusión, sino intentar superarla, es la única forma de alcanzar un nivel de paz mental asequible.

Con mis mejores deseos,


Sinceramente suyo,


Albert Einstein.

Libro de Raza: Nuwisha (Apuntes)



- No somos una raza violenta, pero entendemos de violencia; su cuerpo nunca fue encontrado

Las leyes del Embaucador:

* Deja que los idiotas sufran una muerte idiota.
* Enseña a aquellos que necesiten aprender una buena lección.
* Fastidia siempre al Wyrm
* Se sutil
* Respeta a Luna
* Piensa primero, actúa después.

Tratado del Ego Inconsciente (Parte II)

Tratado del Ego Inconsciente (Parte II)

Me quede ciego en medio de la casita carmesí con los brillos rojos en mi pensamiento. Salí a pasear lleno de incordialidad a un mundo banal, y aunque encontré sonrisas mi disposición era algo helada frente a las milagrosas caras de los habitantes de mi cráneo. El agua que tomaba se pintaba con oleos opacos y el suelo era extravagantemente morado, la luna que debía estar en el alto cielo se encontraba de copa y el aire, el grandioso aire que alguna vez se respiraba se volvió denso para mis pulmones ceniceros.
Me quede contemplando el mundo tal y como yo lo había plasmado en medio de mi amargura y de repente vino el ánimo de cambiarlo todo. Era el proceso de renovarme pero sin morirme, un cruel intento por rescatar parte de mis estigmas antiguos y recogerlos en baldes de fantasías. Era sentir nuevamente como el sol atravesaba mi piel y mi coraza se derretía, pues entendí que era mejor estar sin coraza que vivir una pantomima de vida.

Y lo hice:

Empecé con soñar las serpientes rojas en mi cuerpo y las águilas verdes en mi alma. Llene los ríos con esencia azul y las flores con polen amarillo. Estudie metafísica con el único propósito de calmar el infierno de melancolía y empezar a creer en algo más allá del estado inerte de los cuerpos. Estudie alquimia para cambiar el estado de mi alma hasta convertirla en oro puro para cualquier ser supremo. Estudie humanidades para poderme entender cuando estoy en mis momentos débiles y realmente soportarme en épocas de abundancia. Pero finalmente, sin proponérmelo, me convertí en lo que nunca pensé que iba a ser.

Me convertí en artista.

Tratado del Ego Inconsciente (Parte I)

Tratado del Ego Inconsciente (Parte I)

¿Que soy?

Una suma de perfecciones, imperfecciones y cualidades. Perfecciones en el cuerpo pues mis células todavía se reproducen en mi ser, mis huesos siguen teniendo calcio y mis nervios se mueven en el orden correcto según ordena mi cerebro. Imperfecto por mis emociones alteradas con el susurro de su nombre en mi cabeza, pensamientos idealistas que alteran la realidad, sinsentidos caóticos en mis soliloquios nocturnos.

¿Que necesito?

Necesito creer, soñar, idealizar, vislumbrar, poseer, callar, amar, sentir, vivir, dañar, volar, sentir, reír, argumentar, corroer, curar, consentir, ser, y finalmente ir más allá día a día y noche a noche.
Cernir una sobredosis de inconsciencia en mi cabeza, creando la magia necesaria para ir más allá del orgasmo voluntario y salvaguardar la poca demencia que se realza en mi caparazón de calabaza.

¿Qué me falta?

Mi cámara fotográfica, jeans nuevos, artilugios sociales para poder decir más de lo que no puedo con mi voz ni con mis acciones. Momentos de sensaciones con la amada y paciencia en mis poros para que mis metas se hagan realidad.

¿Qué me sobra?
Ganas de... es momento de hacer que el mundo se rompa. Libido a diestra y siniestra. Alma y energía. Es momento de recorrer y ser recorrido. Dejar de sentir la garganta seca y reír mientras elimino tiempos muertos en mi vida.

Nadie Afuera (Efraim Medina)

NADIE AFUERA

No sé que hacen los otros un domingo; tendido en el sofá observo el techo y busco una razón para no pegarme un tiro. El domingo es una dura experiencia, una prueba de fuego a la imaginación. Antes me deprimía y ya era algo, ahora sólo me quedo inmóvil soportando mi humanidad. ¿Qué es todo esto? No hay nadie afuera, soy la última sombra en un mundo de sombras. Como no tengo una pistola optó por masturbarme y mientras lo hago elimino recuerdos e imágenes. El ligero placer anula los detalles, se trata de quemar el mayor tiempo posible. Y me demoro allí, aferrado a esa última opción. Si pienso en qué cosa soy y que haré las justificaciones sobran, pero no intento justificarme. Suspendido en esa delgada línea entre el placer y el asco me pregunto dónde dejé a Efraim Medina sin esperar respuesta. Me levantó del sofá y voy a la ducha, el agua caliente arrastra mis detritus por el desagüe. ¿Qué es todo esto? Afuera el silencio camina en sus zapatos tenis y millones de personas no se conocerán jamás. A través de la ventana veo la luz del atardecer. Bajó, enciendo la tele y viajo por los canales. Me detengo en el 414 para ver un guepardo persiguiendo un antílope. El domingo persiste y mi interruptor de placer sigue en off. Observo la fotografía de una chica desnuda que sostiene un enorme diamante, en vez de una sensación erótica me hace sentir triste. ¿Cómo se llamará esa chica? No hay nadie afuera, también yo soy una foto borrosa en el álbum de recuerdos de Dios.

Texto: Efraim Medina

00 - El Loco

00 - El loco

Se ríe, sonríe, se envuelve en su melodiosa sinfonía salida de su propia cabeza.
Se ríe, se alegra, camina con su perro en el borde del precipicio con la intensión de vislumbrar más allá de todo. La inocencia a flor de piel, sabiendo que no va a amanecer de motel en motel. Se ríe una vez más, sonríe con sus blancos dientes mortíferos llenos de bondad. ¿Quién eres tú, más que el querido principio que he buscado por siglos?, ¿quién eres maldito enfermo y demente para poder ver el principio del cambio como algo benigno?
Se ríe, sonríe, sigue siendo en el amanecer, mientras yo sigo aprendiendo de él.

Las Mascaras (Gog - Giovanni Papini)

LAS MÁSCARAS (Gog - Giovanni Papini)

Nagasaki, 3 febrero

Ayer compré tres máscaras japonesas antiguas, auténticas, maravillosas. En seguida las colgué en la pared de mi cuarto y no me sacio de mirarlas. El hombre es más artista que la Naturaleza. Nuestro rostros verdaderos parecen muertos y sin carácter ante estas creaciones obtenidas con un poco de madera y de laca.
Y al mirarlas pensaba: ¿Para qué el hombre cubre las partes de su cuerpo, incluso las manos (guantes), y deja desnuda la más importante, la cara? Si ocultamos todos los miembros por pudor o vergüenza, ¿por qué no esconder la cara, que es indudablemente la parte menos bella y perfecta?
Los antiguos y los primitivos, en muchas cosas más inteligentes que nosotros, adoptaron y adoptan las máscaras para los actos graves; bellos de la vida.
Los primitivos romanos, como hoy los salvajes, se ponían la máscara para atacar al enemigo en la guerra. Los hechiceros y los sacerdotes tenían máscaras de ceremonia para los encantamientos y los ritos. Los actores griegos y latinos no recitaban jamás sin máscara. En el Japón se danzaba siempre con la máscara (las que he comprado son precisamente máscaras para el baile Genjó-raku y pertenecen a la época de Heian). En la Edad Media los miembros de las hermandades llevaban la cara cubierta con una capucha provista de dos agujeros para los ojos. Y recuerdo el Profeta Velado del Korazan, el Consejo de los Diez de Venecia, la Máscara de Hierro... Guerra, arte, religión, justicia: nada grande se hacía sin la máscara.
Hoy es la decadencia. No la adoptan más que los bufones del carnaval, los bandidos y los automovilistas. El carnaval está casi muerto, y los salteadores de caminos van siendo cada vez más raros.
La máscara, según mi opinión, debería ser una parte facultativa del vestido, como los guantes. ¿Por qué aceptar un rostro que, al mismo tiempo que es una humillación para nosotros, es una ofensa para los demás? Cada uno podría escoger para sí la fisonomía que más le gustase, aquella que estuviese más de acuerdo con su estado de ánimo. Cada uno de nosotros podría hacerse fabricar varias y ponerse ésta o aquélla según el humor del día y la naturaleza de las ocupaciones. Todos deberían tener en su guardarropa, junto con los sombreros, la máscara triste para las visitas de pésame y los funerales, la máscara patética y amorosa para los flirteos y los casamientos, la máscara riente para ir a la comedia o a las cenas con los amigos, y así por el estilo.
Me parece que las ventajas de la adopción universal de la máscara serían muchas.
Higiénica. Protección de la piel de la cara.
Estética. La máscara fabricada por encargo nuestro seria siempre mucho más bella que la cara natural y nos evitaría la vista de tantas fisonomías idiotas y deformes.
Moral. La necesidad de disimular -es decir, de componer nuestro rostro con arreglo a sentimientos que casi nunca experimentamos- se vería muy reducida, limitada únicamente a la palabra. Se podría visitar a un amigo desgraciado sin necesidad de fingir con la fisonomía del rostro un dolor que no sentimos.
Educativa. El uso prolongado de una misma máscara -como demuestra Max Beerbohm en su Happy Hypocrite acaba por modelar el rostro de carne y transforma incluso el carácter de quien la lleva. El colérico que lleve durante muchos años una máscara de mansedumbre y de paz, acaba por perder los distintivos fisonómicos de la ira y poco a poco también la predisposición a enfurecerse. Este punto debería ser profundizado: aplicaciones a la pedagogía, al cultivo artificial del genio, etc. Un hombre que llevase durante diez años sobre la cara la máscara de Rafael y viviese entre sus obras maestras, por ejemplo, en Roma, se convertiría con facilidad en un gran pintor. ¿Por qué no fundar, basándose en estos principios, un Instituto para la fabricación de talentos?

Texto: Giovanni Papini

Bitacora: Dia Uno (19 Agosto)

Bitácora: Día Uno (19 Agosto)

Empecé un tratado suave. 20 Paginas leídas de 114 del primer tratado (1/3), resultado:

- Confusión en la pagina 17 --> Mundo de Ideas, y relación con las virtudes de los elementos simples.
- Todavía cuesta el concepto de un Dios o entidad superior que nos tenga amor. Demasiados recuerdos metafísicos de mi niñez y mis lecturas apostatas.
- Ningún síntoma todavía, el texto es claro. Sin ningún sobre salto salvo los normales de mi naturaleza.

Siguientes dos días: Sueños normales, se siguen escuchando sonidos dentro de los sueños, se sigue sintiendo dolor en las mañanas, se sigue quedando en estado catatónico por idiotez emocional. Nirvana me sigue calmando el desespero y la esperanza se sigue perdiendo. Aprendiendo a llevar un dolor extraño, mi cabeza se resigna a saber que sigo siendo un enfermo sádico como alguien me lo dijo alguna vez --> Resignación y entrega al Caos?, sacrificio y contención del hedonismo?. Igual es demasiado triste saber que soy tan nocivo.

Conclusión
- Algún día corregiré las cosas cuando me pegue el tiro, mientras tanto, tengo mucho que aprender

Carta Arcano Mayor: El Hermita

Resurreccion

Resurrección

¿Cómo no estar muerto si todo lo que me rodea es muerte?

Al levantarme, siento el vacío atragantar a mi adolorida garganta, recobro la cordura que en mis sueños abandono. Cuando llego a trabajar, caigo en cuenta de que mi mente se envuelve constantemente entre espantos y mi cuerpo se mueve por la rigurosidad impuesta, los entes que me rodean son tan solo sombras esquemáticas que se tiñen de preocupaciones desde el inicio del sol hasta que su ocaso. A la hora del almuerzo, cuando salgo a respirar a un parque, me encuentro frente a un columpio grisáceo que me muestra como las cabezas de los demás suben y bajan constantemente en mi existencia. En la tarde el sueño invade mi conciencia y lamento no poder recostarme con mis notas.


Pero cuando anochece, la resurrección empieza y la vivo a través de las sensaciones, tonalidades y demás artilugios que voy grabando en mi alma. Los sortilegios avanzan en forma de compases. La noche se hace caóticamente deliciosa hasta sentir las armonías, el alba y el resplandor de desesperanza. 

La noche me tuesta y la ilusión se hace realidad, vale la pena todo. Tengo una o dos conversaciones con algún que otro ser mágico y vuelvo el sueño para liquidar la sensación de vacío que por la mañana me acobijaba. Espero que el rojo me cubra, mientras pienso lo delicioso que es sentir la vida y su naufragio entre recuerdos que se van diluyendo.

Desahogo

Desahogo

Trasbocar y trasbocar, trasbocar noche y día, al desayuno, al almuerzo y a la cena. Trasbocar sosteniendo la boca, alejando el cuerpo, acercando la mente. Trasbocar hasta sentir que las viseras salen junto con lo que alguna vez sentí por vos.

Musica (I): Notas

Música (I): Notas

Las notas se agolpan en mi cabeza, me acosan, me postran, me someten. Vuelvo una vez más a ser su esclavo, sintiendo como el desespero llega a mi garganta y sale en forma de voz. Las notas se me forman a mi alrededor como liquido amniótico y me hacen sentir seguro dentro de un vientre tonal. Las notas me susurran como debo llevarlas a pasear a través de tritonos inestables y hacen sentir útil mis manos una vez más. Las notas me golpean sádicamente en el fondo de mi corazón y me trastornan la cabeza ahogando mi ser en incomprensibles y apetitosas secuencias repetitivas. Bach, Mozart y demás artistas juegan en mi cabeza atolondrada y me tuercen la poca cordura, hasta que por fin, después de tanto pensarlo mi voz, ronca, cansada, algo seca y muerta dice con alegría fúnebre... “Do, Re Mi, Fa, Sol, La, Si, Do”.

Herr Mannelig (balada medieval sueca)


Herr Mannelig (o Herr Mannerlig) es una balada medieval sueca que cuenta la historia de una troll con enormes deseos de hacerse humana quien cree que casándose con un caballero lo conseguirá.

Herr Mannelig

Temprano una mañana antes de que el sol saliera
Y los pájaros cantaran su dulce canción
La troll de las montañas le rogó al justo caballero
Ella hablaba una lengua de engaño
Sir Mannelig, Sir Mannelig, ¿te casarás conmigo
Por todo lo que gustosamente te daré?
Puedes responder solo sí o no
¿Lo harás o no?
A ti yo te daré los doce mejores corceles
Que pastan en la sombreada arboleda
Nunca fueron ensillados para montar
Ni tienen huecos en sus bocas
A ti yo te daré los doce mejores molinos
Que se encuentran entre Tillo y Terno
Las piedras están hechas del más rojo latón
Y las ruedas están cubiertas de plata
A ti yo te daré la espada dorada
Que tintinea de quince anillos de oro
Y golpea con ella en combate cuanto quieras
En el campo de batalla que tu conquistarás
A ti yo te daré una camisa nueva
La más lustrosa para llevar
No ha sido cosida con aguja o hilo
Sino con ganchillo de la más blanca seda
Regalos como estos aceptaría encantado
Si fueras una dama cristiana
Pero sé que eres la peor troll de las montañas
Creación de Neck y del diablo
La troll de las montañas salió corriendo por la puerta
Ella lloraba y chillaba muy fuerte
“Habría conseguido a ese justo caballero
de mi tormento habría sido libre ahora”
Sir Mannelig, Sir Mannelig, ¿te casarás conmigo
Por todo lo que gustosamente te daré?
Puedes responder solo sí o no
¿Lo harás o no?

Rostro de vos (Mario Benedetti)

Rostro de vos (Mario Benedetti)

Tengo una soledad
tan concurrida
tan llena de nostalgias
y de rostros de vos
de adioses hace tiempo
y besos bienvenidos
de primeras de cambio
y de último vagón.

Tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto
y por sabor.

Sin temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos.

Estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna
maldición.

Mis huéspedes concurren
concurren como sueños
con sus rencores nuevos
su falta de candor
yo les pongo una escoba
tras la puerta
porque quiero estar solo
con mi rostro de vos.

Pero el rostro de vos
mira a otra parte
con sus ojos de amor
que ya no aman
como víveres
que buscan su hambre
miran y miran
y apagan mi jornada.

Las paredes se van
queda la noche
las nostalgias se van
no queda nada.

Ya mi rostro de vos
cierra los ojos
y es una soledad
tan desolada.

Rutina

Rutina

Al alba me deterioro sonriendo medianamente entre vendavales de emoción siniestra. Al medio día me juzgo junto con el sol en lo alto y la hoguera prendida, y me encuentro inocente de toda voracidad insípida de inexperiencia malograda. Por la noche me enclavo entre los cristales vociferantes de tristeza azul.
El momento cúspide de mis días vienen al soñar. Al soñar me refugio en sus ojos cubiertos de tierra virgen y me adelanto a su busto amarillo, me siento con el corazón corriendo como can sin cadena mientras disfruto el encorvar mis huesos del pecho entre su ligera cabeza. Me coloco algo naranja mientras escucho como de su garganta sale su aliento con alegría, me someto a escrutinio nuevamente y contengo mi voraz hambre para no caer directamente a su cuello blando. El sueño es un instante donde se forma todo un soliloquio mordaz en mi lóbulo izquierdo y siento como de mi cuerpo brotan estalactitas de sincorduras.
Al despertarme del sueño después de dejarla en la que para mí se convierte en carroza fúnebre de mis emociones y para ella el trasporte que utiliza para irse a su mundo, me quedo con una pregunta que algún día me gustaría responder por experiencia vivida, a saber es esta:

¿De qué sabor serán sus labios amarillos?

Texto para la Señorita Amarilla

TEXTO PARA LA SEÑORITA AMARILLA


I
Es inherente al tiempo, a la sensación de fatalidad y a la locura desbocada en un espasmo que produces en mi alma. Eres tranquilidad compacta de mil eones resumida a un fragmento de sonrisa. Es un momento cabalgante dentro de acciones de terciopelo con principios dorados. Es contraproducente la satisfacción que siente mi cabeza agujereada.


II
Eres instantes de felicidad enlazados a intervalos de inmovilidad física. Observo tus ojos y sé que contienen tierra virgen. Observo tus labios y sé que contienen soles de primavera. Observo tu cabello y sé que contienen arenas soleadas.


III
Austero el soliloquio enfermizo que pasea por mi cabeza. El caballo de copas se engalana ebrio de sinceridad. La citara se envuelve con notas amarillas. Eres, soy, y se sigue siendo en un soplo hacia la inmensidad.

Delicia

Delicia

Que delicia es comerse el mundo por propia iniciativa. Es perfecto saber que uno es enfermo, reconocerlo, apropiarse del concepto y después encontrarse con más personas así. Que felicidad produce el vivir sin miedos, sonreírle al pasado y verlo como un momento, como una experiencia más. Que delicia es saber que todo tiene un final y que el cambio es necesario en todo momento, hacer teatro pánico a cada instante y sentir la vitalidad de la poesía calcina en el esófago de la sinceridad.

Que delicia ser Dios y ser diablo, saber que un aliento es solo una bocanada bien dada. Que satisfactorio ser austero y amotriz en la mediocridad. Qué alegría el apostar todo y saber que no se tiene más que perder. Que reconfortante es saber que una vez abajo en la ruina podemos recuperarnos y volvernos magnos. Desmitifico a los académicos que dicen que el tiempo no se devuelve. Desmiento a los absurdos que se ríen con la teoría de no sentir. Me permito sentir, vivir descorazonadamente, existo con el corazón entre las piernas y con el cerebro en el pecho. Vivo trasbocando espasmos en los altares blancuzcos de primavera. Aquí en mi reino el verano empezó con todo esplendor después de la no negación.

Pildora Gastrica

Píldora Gástrica

Sigo consumiendo, consumiendo de aquella droga que me hizo idiotizarme por todo. Soy bulímico a la muerte. Cada vez más me estoy volviendo mierda en mi interior a pesar de la prescripción medica, cada vez intento no ver con negativismo todo a mi alrededor.
Me dicen que es necesario para mí, que es necesario para que esa enfermedad no me dañe mas, pero cada vez la esquizofrenia vuelve a mi cabeza y se alimenta de fantasmas e inseguridades.
No quiero saber más de ella y sigo consumiendo, quiero olvidar sus besos y el impacto en mi corazón. Quiero olvidar el momento que destroce su cuello cuando me dijo que no me amaba, o ¿dijo que me amaba? La situación es confusa por aquellas voces y cada vez fue más nauseabundo el momento cuando estuve dentro del cuerpo muerto de ella. Era más fácil cuando ella se limitaba a sonreír mientras estaba conmigo a pesar de que estaba con su amante de turno. Era más fácil y menos drástico cuando yo me controlaba sin droga, solo con orgasmos. Ahora que esta adentro la píldora solo pienso en el dolor, dolor de mi esófago y estomago. Deseo perforarme y sacar la píldora. No mas droga en forma de rencor en mi interior.

Alma Musica

ALMA MÚSICA


Yo soy borracho. Me seduce el vino
luminoso y azul de la Quimera
que pone una explosión de Primavera
sobre mi corazón y mi destino.

Tengo el alma hecha ritmo y armonía;
todo en mi ser es música y es canto,
desde el réquiem tristísimo de llanto
hasta el trino triunfal de la alegría.

Y no porque la vida mi alma muerda
ha de rimar su ritmo mi alma loca:
aun mas que por la mano que la toca
la cuerda vibra y canta porque es cuerda.

Así, cuando la negra y dura zarpa
de la muerte destroce el pecho mío,
mi espíritu ha de ser en el vacío
cual la postrera vibración de un arpa.

Y ya de nuevo en el astral camino
concretara sus ansias de armonía
en la cascada de una sinfonía,
o en la alegría musical de un trino.

Nicolás Guillén

Caminos del espejo (Alejandra Pizarnik)

CAMINOS DEL ESPEJO

I
Y sobre todo mirar con inocencia. Como si no pasara nada, lo cual es cierto.

II
Pero a ti quiero mirarte hasta que tu rostro se aleje de mi miedo como un pájaro del borde filoso de la noche.

III
Como una niña de tiza rosada en un muro muy viejo súbitamente borrada por la lluvia.

IV
Como cuando se abre una flor y revela el corazón que no tiene.

V
Todos los gestos de mi cuerpo y de mi voz para hacer de mí la ofrenda, el ramo que abandona el viento en el umbral.

VI
Cubre la memoria de tu cara con la máscara de la que serás y asusta a la niña que fuiste.

VII
La noche de los dos se dispersó con la niebla. Es la estación de los alimentos fríos.

VIII
Y la sed, mi memoria es de la sed, yo abajo, en el fondo, en el pozo, yo bebía, recuerdo.

IX
Caer como un animal herido en el lugar que iba a ser de revelaciones.

X
Como quien no quiere la cosa. Ninguna cosa. Boca cosida. Párpados cosidos. Me olvidé. Adentro el viento. Todo cerrado y el viento adentro.

XI
Al negro sol del silencio las palabras se doraban.

XII
Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no estoy sola. Hay alguien aquí que tiembla.

XIII
Aun si digo sol y luna y estrella me refiero a cosas que me suceden. ¿Y qué deseaba yo? Deseaba un silencio perfecto. Por eso hablo.

XIV
La noche tiene la forma de un grito de lobo.

XV
Delicia de perderse en la imagen presentida. Yo me levanté de mi cadáver, yo fui en busca de quien soy. Peregrina de mí, he ido hacia la que duerme en un país al viento.

XVI
Mi caída sin fin a mi caída sin fin en donde nadie me aguardó pues al mirar quién me aguardaba no vi otra cosa que a mí misma.

XVII
Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo pero me refería al alba luminosa.

XVIII
Flores amarillas constelan un círculo de tierra azul. El agua tiembla llena de viento.

XIX
Deslumbramiento del día, pájaros amarillos en la mañana. Una mano desata tinieblas, una mano arrastra la cabellera de una ahogada que no cesa de pasar por el espejo. Volver a la memoria del cuerpo, he de
volver a mis huesos en duelo, he de comprender lo que dice mi voz.

Alejandra Pizarnik.


Los Viajes (Mutis)

LOS VIAJES

Es menester lanzarnos al descubrimiento de nuevas ciudades. Generosas razas nos esperan. Los pigmeos meticulosos. Los grasientos y lampiños indios de la selva, asexuados y blandos como las serpientes de los pantanos. Los habitantes de las más altas mesetas del mundo, asombrados ante el temblor de la nieve. Los débiles habitantes de las heladas extensiones. Los conductores de rebaños. Los que viven en mitad del mar desde hace siglos y que nadie conoce porque siempre viajan en dirección contraria a la nuestra. De ellos depende la última gota del esplendor.

Faltan aún por descubrir importantes sitios de la Tierra: los grandes tubos por donde respira el océano, las playas en donde mueren los ríos que van a ninguna parte, los bosques en donde nace la madera de que está hecha la garganta de los grillos, el sitio en donde van a morir las mariposas oscuras de grandes alas lanudas con el color acre de la hierba seca del pecado.
Buscar e inventar de nuevo. Aún queda tiempo. Bien poco, es cierto, pero es menester aprovecharlo.

- Jose Mutis -

17 - Espantapajaros (Girondo)

17 - Espantapajaros (Girondo)

A unos les gusta el alpinismo. A otros les entretiene el dominó. A mí me encanta la transmigración.
Mientras aquéllos se pasan la vida colgados de una soga o pegando puñetazos sobre una mesa, yo me lo paso transmigrando de un cuerpo a otro, yo no me canso nunca de transmigrar.
Desde el amanecer, me instalo en algún eucalipto a respirar la brisa de la mañana. Duermo una siesta mineral, dentro de la primera piedra que hallo en mi camino, y antes de anochecer ya estoy pensando la noche y las chimeneas con un espíritu de gato.
¡Qué delicia la de metamorfosearse en abejorro, la de sorber el polen de las rosas! ¡Qué voluptuosidad la de ser tierra, la de sentirse penetrado de tubérculos, de raíces, de una vida latente que nos fecunda... y nos hace cosquillas!
Para apreciar el jamón ¿no es indispensable ser chancho? Quien no logre transformarse en caballo ¿podrá saborear el gusto de los valles y darse cuenta de lo que significa “tirar el carro”?...
Poseer una virgen es muy distinto a experimentar las sensaciones de la virgen mientras la estamos poseyendo, y una cosa es mirar el mar desde la playa, otra contemplarlo con unos ojos de cangrejo.
Por eso a mí me gusta meterme en las vidas ajenas, vivir todas sus secreciones, todas sus esperanzas, sus buenos y sus malos humores.
Por eso a mí me gusta rumiar la pampa y el crepúsculo personificado en una vaca, sentir la gravitación y los ramajes con un cerebro de nuez o de castaña, arrodillarme en pleno campo, para cantarle con una voz de sapo a las estrellas.
¡Ah, el encanto de haber sido camello, zanahoria, manzana, y la satisfacción de comprender, a fondo, la pereza de los remansos.... y de los camaleones!...
¡Pensar que durante toda su existencia, la mayoría de los hombres no han sido ni siquiera mujer!... ¿Cómo es posible que no se aburran de sus apetitos, de sus espasmos y que no necesiten experimentar, de vez en cuando, los de las cucarachas... los de las madreselvas?
Aunque me he puesto, muchas veces, un cerebro de imbécil, jamás he comprendido que se pueda vivir, eternamente, con un mismo esqueleto y un mismo sexo.
Cuando la vida es demasiado humana —¡únicamente humana!— el mecanismo de pensar ¿no resulta una enfermedad más larga y más aburrida que cualquier otra?
Yo, al menos, tengo la certidumbre que no hubiera podido soportarla sin esa aptitud de evasión, que me permite trasladarme adonde yo no estoy: ser hormiga, jirafa, poner un huevo, y lo que es más importante aún, encontrarme conmigo mismo en el momento en que me había olvidado, casi completamente, de mi propia existencia.

A la Pua (Girondo)

CARTA ABIERTA
A “LA PÚA”

Señor don Evar Méndez.
Querido Evar: Un libro —y sobre todo un libro de poemas— debe justificarse por sí mismo, sin prólogos que lo defiendan o lo expliquen.
Tú insistes, sin embargo, en la necesidad de que lleve uno la presente edición.
Eludo y condesciendo a tu pedido, apuntándote la carta que envié a “La Puá”, desde París; carta cuyo ingenuo escepticismo podrá, actualmente, hacernos sonreír, pero que tiene, al menos, la ventaja de haber sido escrita contemporáneamente a la publicación de mis 20 poemas.
Te abraza
O.G.

¡Qué quieren ustedes!... A veces los nervios se destemplan... Se pierde el coraje de continuar sin hacer nada... ¡Cansancio de nunca estar cansado! Y se encuentran ritmos al bajar la escalera, poemas tirados en medio de la calle, poemas que uno recoge como quien junta puchos en la vereda.
Lo que sucede entonces es siniestro. El pasatiempo se transforma en oficio. Sentimos pudores de preñez. Nos ruborizamos si alguien nos mira la cabeza. Y lo que es más terrible aún, sin que nos demos cuenta, el oficio termina por interesarnos y es inútil que nos digamos: “Yo no quiero optar, porque optar es osificarse. Yo no quiero tener una actitud, porque todas las actitudes son estúpidas... hasta aquella de no tener ninguna”...
Irremediablemente terminamos por escribir: Veinte poemas para ser leídos en el tranvía.
¿Voluptuosidad de humillarnos ante nuestros propios ojos? ¿Encariñamiento con lo que despreciamos? No lo sé. El hecho es que en lugar de decidir su cremación, condescendemos en enterrar el manuscrito en un cajón de nuestro escritorio, hasta que un buen día, cuando menos podíamos preverlo, comienzan a salir interrogantes por el ojo de la cerradura.
¿Un éxito eventual sería capaz de convencernos de nuestra mediocridad? ¿No tendremos una dosis suficiente de estupidez, como para ser admirados?... Hasta que uno contesta a la insinuación de algún amigo: “¿Para qué publicar? Ustedes no lo necesitan para estimarme, los demás...”, pero como el amigo resulta ser apocalíptico e inexorable, nos replica: “Porque es necesario declararle como tú le has declarado la guerra a la levita, que en nuestro país lleva a todas partes; a la levita con que se escribe en España, cuando no se escribe de golilla, de sotana o en mangas de camisa. Porque es imprescindible tener fe, como tú tienes fe, en nuestra fonética, desde que fuimos nosotros, los americanos, quienes hemos oxigenado el castellano, haciéndolo un idioma respirable, un idioma que puede usarse cotidianamente y escribirse de «americana», con la «americana» nuestra de todos los días...” Y yo me ruborizo un poco al pensar que acaso tenga fe en nuestra fonética y que nuestra fonética acaso sea tan mal educada como para tener siempre razón... y me quedo pensado en nuestra patria que tiene la imparcialidad de un cuarto de hotel, y me ruborizo un poco al constatar lo difícil que es apegarse a los cuartos de hotel.
¿Publicar? ¿Publicar cuando hasta los mejores publican 1.071% veces más de lo que debieran publicar?... Yo no tengo, ni deseo tener, sangre de estatua. Yo no pretendo sufrir la humillación de los gorriones. Yo no aspiro a que me babeen la tumba de lugares comunes, ya que lo único realmente interesante es el mecanismo de sentir y de pensar. ¡Prueba de existencia!
Lo cotidiano, sin embargo, ¿no es una manifestación admirable y modesta de lo absurdo? Y cortar las amarras lógicas, ¿no implica la única y verdadera posibilidad de aventura? ¿Por qué no ser pueriles, ya que sentimos el cansancio de repetir los gestos de los que hace 70 siglos están bajo la tierra? Y ¿cuál sería la razón de no admitir cualquier probabilidad de rejuvenecimiento? ¿No podríamos atribuirle, por ejemplo, todas las responsabilidades a un fetiche perfecto y omnisciente, y tener fe en la plegaria o en la blasfemia, en el albur de un aburrimiento paradisíaco o en la voluptuosidad de condenarnos? ¿Qué nos impediría usar de las virtudes y de los vicios como si fueran ropa limpia, convenir en que el amor no es un narcótico para el uso exclusivo de los imbéciles y ser capaces de pasar junto a la felicidad haciéndonos los distraídos?
Yo, al menos, en mi simpatía por lo contradictorio —sinónimo de vida— no renuncio ni a mi derecho de renunciar, y tiro mis Veinte poemas, como una piedra, sonriendo ante la inutilidad de mi gesto.

OLIVERIO GIRONDO

París, diciembre, 1922.

Kybalion (extractos)

Principios herméticos

1. EL PRINCIPIO DE MENTALISMO.
2. EL PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA.
3. EL PRINCIPIO DE VIBRACIÓN.
4. EL PRINCIPIO DE POLARIDAD.
5. EL PRINCIPIO DE RITMO.
6. EL PRINCIPIO DE CAUSA Y EFECTO.
7. EL PRINCIPIO DE GENERACIÓN.

Algunos, habiendo realizado que el TODO es todo, y reconociendo que ellos existían, han llegado a la extraordinaria conclusión de que ellos y el TODO eran idénticos, y han llenado el aire con sus gritos de «yo soy Dios», sirviendo de solaz a las multitudes y de motivo de pena para los sabios. Si el átomo gritara «yo soy hombre», todavía sería modesto en comparación

La muerte no es real, ni aun en sentido relativo: no es sino nacer en una vida nueva, y ascendemos y seguiremos ascendiendo a planos de vida cada vez más elevados, durante eones y eones de tiempo.

Long Hard Road Out Of Hell (Marilyn Manson)

Long Hard Road Out Of Hell (Marilyn Manson)
Extractos del libro

El Apocalipsis no tiene que ser fuego y rocas. Podría pasar a un nivel personal. Si tú crees que eres en centro de tu propio universo y quieres ver el universo destruido, sólo se necesita una bala.

Al diablo el consumismo estúpido. La estúpida gente merece lo que le pasa. Comprarían camisetas que dicen ‘soy un maldito estúpido’ si Cindy Crawford les dijera que son cool. Me gustaría matarlos a todos, pero los estaría haciendo una favor. El peor castigo que puedo darles es dejarlos despertar cada mañana y dejarlos vivir sus estúpidas vidas, dejarlos criar a sus estúpidos hijos en sus estúpidas casas, y, por supuesto, hacer un disco llamado Antichrist Superstar, el cual molestará y destruirá a cada uno de ellos. Vete al diablo América. Al diablo conmigo. El mundo abre sus piernas para recibir a otra maldita estrella...”

Cerré mis ojos y me concentré en mi corazón, latiendo al triple de su velocidad normal en mi pecho. Dejé que el latido, el ritmo, el calor se propagara por mi cuerpo, después me concentré en sacar esa esencia envolvente y cálida de maltratado y abusado contenedor que era mi cuerpo, como había leído en tantos libros sobre proyección astral. Me dejé ser llevado hacia arriba, más y más alto entre la noche, hasta que estuve inmerso en un blanco radiante. Me sentí crecer, sentí un cuerpo envolviéndome, alas saliendo de mi espalda, mis costillas atravesando mi piel como cuchillas dentadas, mi rostro deformándose en el monstruo en que sabía
me había convertido. Me oí emitir una fea risa, mi boca se alargaba en una malévola sonrisa lo suficientemente grande para tragar la esfera girante que era la Tierra bajo mis pies, un mundo de pequeñas vidas con pequeños problemas y alegrías aún más pequeñas. Podría tragarlo si quisiera, deshacerme de él de una vez por todas. Es por lo que habían estado rezando.


El niño que amaste es el hombre que temes.

La verdad es que era demasiado egoísta para matarme y dejar que ellos –no sólo todos los del estudio, sino mi familia, mis maestros, mis enemigos, el mundo- supieran que habían ganado.

Ella era la única persona que quedaba por la que era capaz de sentir amor, y el perderla destruiría mi única oportunidad de regresar al mundo normal humano de los sentimientos, sensaciones y pasiones –destruiría, en esencia, a mí mismo.

Seré tu amante, lo seré por siempre, lo seré mañana, soy cualquier cosa cuando estoy drogado.

Me estoy convirtiendo en lo que solía temer. Cuando todo el mundo quiere destruirte, cada día es tu último día y cada actuación es tu última actuación. El anticristo no sólo soy yo, o sólo una persona. Somos todos, un estado mental colectivo que América necesita sea despertado en ella. Yo quiero despertarlo. Ése es el propósito de esta gira, incluso también de mi vida, el hacer que los americanos se den cuenta de que no tienen que creer en algo sólo porque se lo han dicho toda su vida. No es posible que alguien que nunca ha tenido sexo o tomado drogas te diga que está mal. Sólo a través de la experiencia puedes determinar tu propia moral. La humanidad no se trata de pedir perdón constantemente por ser humano; se trata de llevar una existencia libre de culpa como individuo. Ése es el Armagedón, porque, para el cristianismo, si rechazas la idea de Dios y crees en ti mismo, el mundo ha terminado.

Febrero 4, 1997, Lubbock,
Texas Dios de alguna forma ha logrado infiltrarse en el juramento hipocrático porque los paramédicos de aquí se rehusaron a tratarme con oxígeno
por agotamiento después de nuestra presentación, explicándome que no estaban de acuerdo con mi moral, por lo tanto no merecía sus técnicas de salvamento de vidas. Aparentemente Jesús salva, pero los paramédicos de aquí no.

Marzo 11, 1997, Japón Me siento como alguien a quien no dejaría que mi hija cogiera, y como alguien quien, si yo fuera esa hija, querría coger más que nadie.

Sin fecha Si en realidad me hubieran removido las costillas, habría estado ocupado chupando mi propio pene en The Wonder Years en lugar de perseguir a Winnie Cooper. Además, no habría chupado el pene de otro tipo en el escenario tampoco. Habría estado chupando el mío. Además, ¿Quién tiene tiempo en realidad para matar cachorritos cuando puedes estar chupando tu propio pene? Creo que voy a llamar un cirujano en la mañana.

Antichrist Superstar no es nada de eso: es lo que todos sienten en su corazón pero tienen demasiado miedo de decir. Es honesto. No critica a cierto tipo de persona, critica a todos incluyéndome a mí. Todos somos hipócritas, pero al admitirlo, lo trasciendes y ya no es más un defecto de la personalidad como lo es en las personas que ciegamente se cuelgan de su idea de su propia rectitud. Al saber esto, creces más allá de ello. Yo he crecido más allá de ello.

Gitanos - Mundo de Tinieblas (Apuntes)

Gitanos - Mundo de Tinieblas

Como suelen descubrir los que viven rodeados de muros, lo que se denomina protección, se convierte demasiado rápidamente en prisión.

Los seres fabulosos abandonan la ciudad. Movidos por un deseo extraño. Invisible para el ojo humano (Dead Can Dance - The Carnival is Over)

Sentaos, amigos y escuchad
Dejad vuestros vasos
Sentaos, amigos y escuchad
Las voces de los ahogados
- The Pogues, "The Wake of the Medusa"

Si el Gitano esta cansado,
Hay un caballo en el cobertizo del granero;
Si el Gitano esta hambriento,
Hay una gallina cerca de la pared del granero;
Si los Gitanos tienen sed,
Hay cerveza para todos;
Y si la mano del Gitano esta vacia,
¡Hay georgios por todas partes!
- Cancion tradicional gitana-

Despierto del sueño, y lo hago lentamente. Siento mi destino en lo que no puedo temer. Aprendo yendo a donde tengo que ir
- Theodore Roethke, "El Despertar" -

El mundo es un trozo inquieto y viviente de brillante caos, y no se puede contener para siempre, da igual con cuantas ataduras logicas intenten sujetarlo los cientificos. No. El condenado es un huracan que se burla del ADN y el ARN.

Soliloquio

Soliloquio

El invierno nos consume a medida de que vamos creciendo. Poco a poco nos vamos volviendo crueles con nosotros mismos al engendrar nuestros miedos como pichones sin madre. Vamos desbocando nuestro ser directo al abismo de nuestra sabiduría. Porque sí señores, entre más sabios, mas inhumanos nos volvemos. Analícemoslo, pensemoslo bien. Somos humanos hasta el momento que nuestro cerebro pare una idea relacionada con moralidad.

Una pregunta suelta ¿Cuál mandamiento quebrantamos mientras estamos en la casa del vecino, copulando con la mujer del prójimo encima de su mesa y aniquilando su corazón?

Señores, pensemos en lo que está pasando, piensen en ese muerto que están enterrando y dejen de rezar tanto. ¿Saben? El vivir solamente trae mutaciones innecesarias y el morir la paz necesaria. El vivir solo trae la satisfacción y el éxtasis necesario para poder contemplar el futuro como algo deliciosamente concreto.
Soliloquio de mi memoria…

Gato (Charles Baudelaire - Las Flores del Mal)

Gato (Charles Baudelaire - Las Flores del Mal)

Ven, mi hermoso gato, cabe mi corazón amoroso;
Retén las garras de tu pata,
Y déjame sumergir en tus bellos ojos,
Mezclados de metal y de ágata.

Cuando mis dedos acarician complacidos
Tu cabeza y tu lomo elástico,
Y mi mano se embriaga con el placer
De palpar tu cuerpo eléctrico,

Veo a mi mujer en espíritu. Su mirada,
como la tuya, amable bestia,
Profunda y fría, corta y hiende como un dardo,

Y, de los pies hasta la cabeza,
Un aire sutil, un peligroso perfume,
Flotan alrededor de su cuerpo moreno.

Libro De Tradición del Culto del Extasis (Apuntes)

Código de Ananda

Reglas del culto del éxtasis

I - Eres maravilloso: todos nosotros lo somos.
II - Aquel que escupe sobre su mano derecha descubrirá que la izquierda le falla cuando la necesita.
III - Cada moneda de oro produce dos o mas; cada tallo entregado crea un manojo. Sin embargo, cada moneda malgastada convierte las demás en escoria y un manojo perdido crea una hambruna. Por esta razón, un Vidente deberá rendir cuenta de sus actos.
IV - Algunas mentes descansan mejor dormidas. No debes empujar a aquellos que, de otro modo no se despertarían.
V - Las verdades vislumbradas no siempre son verdades.
VI - Si un hombre (o una mujer) destruye las pasiones de otro, considera que ha sido descuartizado por perros salvajes. Porque las pasiones son la base del Ego y, si sangran, también lo hace el alma.
VII - Cada vidente debe responsabilizarse de sus propios actos; si estos actos carecen de sabiduría o bondad, dejad que llore a solas.
VIII - La alegría refresca la sangre; la cólera la derrama.
IX - Incluso los árboles que han sido destruidos por un rayo pueden dar nuevos frutos.
X - Un estupido no siente miedo; un Durmiente queda paralizado por el; un Maestro lo trasciende pero recuerda su sabiduría. Es bueno tener miedo: es una estupidez doblegarse ante el terror.


Las Nueve Pasiones de Tali Eos

- Alegría (o Admiración)
- Empatía (o Compasión)
- Codicia (o Ambición)
- Pesar (o Tristeza)
- Miedo
- Celos (o Envidia)
- Odio
- Cólera


Solo cuando tienes algo que arriesgar, puedes asumir el riesgo

Cisne de primavera (Charles Bukowski)

Cisne de primavera

También en primavera mueren los cisnes
y ahí flotaba
muerto un domingo
girando de lado
en la corriente
y fui hasta la rotonda
y distinguí
dioses en carros,
perros, mujeres
que giraban,
y la muerte
se me precipitó garganta abajo
como un ratón,
y oí llegar a la gente
con sus canastos de camping
y sus risas
y me sentí culpable
por el cisne
como si la muerte
fuese algo vergonzoso
y me alejé
como un idiota
y les dejé
mi hermoso cisne.

(Charles Bukowski - Versión de Rafael Díaz Borbón)

Carta a un gran amigo...

Carta a un gran amigo

A veces, lo importante no es luchar y luchar; Un día te cansas y empiezas a pensar que, a pesar de que has permanecido tan fuerte, no se ha resuelto nada.

Lo importante es sobrevivir mientras se encuentra la razón para vivir/ser. Para eso es importante extinguir la furia, la perfección, dejar de recordarnos como debemos ser o cómo se nos impone ser y existir. Lo ideal es continuar caminando por la vida sin caernos, en ciertas condiciones la vida se trata de sostenernos con una mano sin caer al precipicio. La cuestión no es idealizar, sino aterrizar el sueño y mantenerlo con una buena cuerda, tal como una cometa, sonreírle al viento que golpea en nuestra vida.

Hay días que te recuerdo, mi gran amigo, vos fuiste una gran ayuda para salir del circulo en el que me encontraba. Vos me hiciste acordar de mi esencia y a descansar en mi caos, en mi vida.

Así mismo, hoy te digo que descanses tu armadura un tiempo, cerca mío si deseas, es necesario parar el aturdimiento que los muertos producen. Suelta la espada, que la guerra no esta entre nosotros en este momento. Aprende a luchar sin armas, con la tranquilidad del samurái. Y sino recibes la recompensa no te preocupes, a veces tarda un buen rato en aparecer,

Buen y gran amigo, no te escondas demasiado en tu soledad. Más que la aceptación es el reconocimiento. No quedarse mirando el espejo es importante, porque el espejo limita y corta la imagen, cambia de dimensión espacio-temporal a una persona. Es preferible aceptar que todas las situaciones no son controlables, y no hacerle el quite a las circunstancias. Tal vez, cuando cambien las cosas, podrás  cambiar a tu acomodo..

Deja los libros de auto-ayuda, sus remedios son temporales. Más bien empieza con libros que nutran el alma como el Tao o como el Bushido. Son provechosos no solo para el cuerpo, sino también para el alma, para tu espiritualidad, no la cristiana o religiosa, sino la espiritualidad interna que tiende a la tranquilidad del ser. 

Cuando quieras ven y empezaremos a viajar, mantén tu esencia siempre y cuando te beneficie. Esas son las únicas palabras que puedo decirte, pues no puedo hacer el trayecto por ti.

Cuando desees aparecer.. 

John