Definicion


Definición

Soy una enfermedad, una de las virulentas. Soy una nota en sostenido con la vida. Soy un Océano de sentimientos abnegados al porvenir, una reliquia del imperio naciente antiguo. Soy un amalgama de tanta vacuidad entretejida con errores del incierto.

Soy una onomatopeya de huesos rotos y sangre derramada... el ruido de las tazas de té que se chocan en la cama. Soy el sonido que se desprende de la negación y la muletilla viciosa de la calma. Un crac, un splash y un pum. Un croar, un balar y un trinar. Soy la brisa en medio del ojo del huracán.

Soy un hombre muy viejo con una sonrisa profunda dentro del mar. Un bosque lleno de peces piraña, la naturaleza me ha dado inviernos por cabello. Soy un cruce de caminos donde se agolpan los espíritus antiguos esperando a que el hombre sol gire y gire sin destino.

Soy el hijo de una pantera blanca, la escama de un basilisco. Soy un zorro habitado por humanos, una luz pequeña creada por luciérnagas... Ay de mis huéspedes, pues pueden burlarme por que yo soy la memoria, pero también la inconsciencia.

Soy un extraño y tengo la sangre ahogada entre los menos que rodean mi vida. Ella dice que soy hermafrodita, le he dicho que estoy lleno de esperanza. De mí nacen las espirales errantes paridas del orgullo. Soy la prueba de que existe la irrealidad he sido creado por los otros, por los de más adentro; mis huellas han recorrido la luna antes del nacimiento del sol. Alguna vez fui una salamandra que encerraba a una mujer como semilla de mostaza.

El principio de la creación germinó dentro, en mi cuerpo, sé la palabra que se pronuncio cuando estallo todo y fue creado el universo. Soy un nuevo árbol de la vida, con sus circulitos y sus líneas. Soy el águila que destroza al titán y al mismo tiempo soy el destrozado por el águila.

¿El ángel caído todavía contiene divinidad?

Momento de Memoria: Derecho a recordar

Momento de Memoria: Derecho a recordar

La canción dice que el negro Cirilo se fue al Amazonas a bailar la samba con una negrita del Paranagúa. Sin embargo, las malas lenguas dicen que desapareció en la toma del palacio de justicia el 6 de Noviembre de 1985.

La Danza de La Realidad

La Danza de La Realidad

Leo a Alejandro y se condensan los astros en mis dedos. Empiezo la exploración del universo por medio de mis palabras mentales... soy un desierto esperando ser fecundado para dar vida, soy una caverna en la cual en el fondo brota un chorro de agua, soy un planeta con siete soles, soy el caballero de copas, soy el beso de Judas a Cristo, soy un milagro nacido por accidente. Y sin embargo me pregunto ¿Qué me falta para evolucionar? ¿Qué me falta para aprovechar el vacío? pongo mis dedos en el teclado y escribo con avidez el mantra que me hace sentir poderoso: "Soy humano, soy humano, un ser humano".

Oda a la Imbecilidad

Oda a la Imbecilidad

Para mis amantes tengo un cuarto en donde se encuentran mis clones, normalmente los arreglo y los visto para cada ocasión colocando nuevas miradas, nuevos conceptos y nuevos corazones. Cada cierto tiempo los desarmo y los vuelvo a armar para que me digan Hombre-Misterio, imbuyéndoles droga en los labios para aturdir lo que ellos besen. En mis clones caben verdades desgarradoras, pensamientos crueles, mascaras de mil formas, soliloquios existencialistas y sacos de lana gastada. 

He cargado a estos seres con lenguas de gato para divertir el sexo de mis amantes, penes gozosos para clavar a mis amantes, saliva sabor manzana para escupir a mis amantes, y aguijones de escorpiones para destruir a mis amantes. les he puesto a ellos lascivia y agua bendita, tentación de diablo y consuelo de ángel, inquisición de verdugo y destierro de victima. 

Para mis amantes he adoptado cada demonio y lo he disfrazado de verdad. He carcomido cada carroña y la he expulsado desde mi ano a sus bocas. He incitado el dolor de cada esquina de su cuerpo con mis dientes y he prostituido cada infierno entre sus senos. Para mis amantes me he vuelto mordaz y adictivo, obsesivo y enfermizo, heroína y anfetamina, hielo y lava, cabrón e inocente. Para mis amantes, aquellas que han hecho de mí este ser tan elocuente y destructivo, les he descubierto el cielo y el infierno entre mis brazos, les he dado el universo y el vacío entre mis piernas, he recorrido el tiempo entre mis venas y cabalgado la lujuria en sus espaldas.

Para mis amantes yo soy y sigo siendo a pesar del tiempo, pero para mí, para mí esto es un montón de mierda que trasboco al no poder encontrar mi paz de vez en cuando. Esto es simplemente el deshago al puto miedo que los demás tienen de interactuar con su monstruo y dejarlo fluir también junto con el mío. 

Para mis amantes yo soy y para mí ellas son. Es tan fácil destruir todo...

Camino

Camino

Seguir creyendo a pesar de no tener pruebas, seguir pensando en una tranquilidad a pesar de que todo este en caos. Seguir depurando mientras las mariposas se posan en mis sabanas. Seguir creciendo, no hay momento para la involución. Hay muchos caminos para llegar a la muerte, tan solo uno escoge el modo que desea para llegar al final.

La felicidad es un camino a la muerte,
La depresión es otro camino a la muerte.
El sentir es un camino a la muerte,
El vivir es un camino a la muerte.

Todo es victima de la entropía, y sin embargo, heme aquí viviendo eternamente y matándome todos los días. Ansias de vivir antes de morir, ansias de no construir para ir construyendo, ansias de esperar sin estar esperando. Burla a la infelicidad, burla al destino fatídico.

Este es mi Do, esta es mi forma de hacer las cosas en este momento. Esta es la real alquimia.

Y vos, ¿Seguirás llorando y volviéndote mierda mientras falta mucho que vivir?

Infancia

Infancia

La niña roja se desvanece en sus círculos infernales. Como me encantaría que se embarcara en una espiral y saliera de su agujero mediocre.

La niña azul se quedo estática decidiendo entre su yo y su otro yo, mientras se le pasa la vida.

La niña de almendras oculta verdades para proteger a los que ama, sin saber que al hacer eso, los demás niños se alejaran de su existencia.

El niño oscuro se mueve por la crueldad sin ser egoísta.

Y yo, el niño camaleón dejo que todo pase y espero lo mejor para todos...

Astrologia

Astrología


Quisiera ser un escorpión y poder clavar mi destrucción sobre los demás, o ser un toro y con ira arrancar de mí todo este vacío. Quisiera ser un carnero e ir escalando los peldaños de mi vida, o tener un gemelo interno que cargara con esta desesperación. Quisiera poder medir con equilibrio a la gente o revolucionar todo mi rededor. Quisiera ser sabio como el unicornio o un arquero entrenado para crecer espiritualmente, ser tan servicial como una virgen o ir de lado al lado como el cangrejo...


Pero solo soy un pececito en el océano, y aunque agradezco el poder curar rápidamente bajo el agua, sigo sintiéndome un pececito en medio de todo un universo...