Mirada (IV)

Mirada (IV)

Analizando todas las imposibilidades del lenguaje referente a la auto-descripción he llegado a la siguiente conclusión:

No existo como autor y mucho menos como recuerdo. Existo como obra, soy la perpetuidad de mis letras hasta que se mezclen entre el eco resonante de la humanidad.