Mad

Mad

Recorrer la carretera. Alistar las armas. El motor está encendido y tengo las llaves. Soy una reencarnación del jinete nocturno, su alma arrebatada se esconde en mi vientre. Los prostíbulos y bares de mala muerte me esperan, la autopista es angosta pero larga y el viento me acompaña en la travesía. Aventarse a lo desconocido. Soy el principio y el final de todo el universo.

Ocaso

Ocaso

Los sueños se rompen, los abrazos se quiebran. El solsticio trae calaveras y siento que debo refugiarme en mis venas.

El aleteo de los muertos se escuchan en mi cabeza. El soldado fantasma se proclama valiente.

Lucho por no caer ante los sueños, por la tan anhelada estabilidad. La realidad me arranca de sus brazos. Es un complot creado por todos los demás para que muera la felicidad que existe en mí.

¿Quién es la dueña de mis vidas? ¿Acaso no es la diosa ironía?

Mirada (VI)

Mirada (VI)

Si habláramos en términos literarios, el mundo sería un hipertexto. Los hombres seríamos prosa y las mujeres poesía. Las emociones serían pequeños fragmentos de la historia y la vida sería una novela.

Acto Poetico (II): Felicidad

Acto Poético (II): Felicidad

Lleve el arma directamente hacia su boca, quite el seguro. Tome una bocanada de aire.

Dispare.

Acto Poetico (I): Encuentro

Acto Poético (I): Encuentro

* Para curar la inseguridad en el hombre: Quítese los pantalones.

* Para curar la inseguridad en la mujer: Rápese el cabello.

Declaracion de amor

Declaración de amor

Me declaro estúpido, lelo para los más decentes, iletrado para los que nos encantan las palabras como son. Eso del amor es un tema que no puedo entender. Desde que la leona abandonó a su león para meterse con el pez globo, las cosas no pueden ser más absurdas. El león ya no come, ya no duerme, se la pasa mascullando contra todo el mundo.

Eris

Eris

Si hablamos de amores, soy un ser egoísta, que busca con presteza manzanas de oro para sembrar en su jardín.

Mil dragones se esconden entre la hiedra de mi palacio, custodiando mil vírgenes que se pasean desnudas entre los cuartos, dándose amor con sus dedos, abriendo sus piernas al ocaso y al amanecer. Las sombras se arremolinan sobre los gemidos que se gritan cada vez que tienen un orgasmo, el sol cae exhausto al anochecer para darle paso a la lujuriosa y pervertida luna.


Si hablamos de odios, soy el que recuerda a los chistes podridos, un esqueleto de gorrión en las manos de un cruel niño, un escalafón para llegar a la cima. El león se fue dejando las hienas frente a mi mesa, con su sonrisa burlona me han retado a dejarme contagiar y yo he comprendido que no es necesario acercase salvo a lo que puedes tomar con la mano estirada.

Después de las charlas con el hombre cangrejo me dieron ganas de buscarme un nuevo caparazón. para mis sentimientos. Mi corazón es de látex, mi emoción se vuelve dubitativa.

Mirada (V)

Mirada (V)

Lo que plasmo entre mis textos son sucesos que se volvieron mi vida, y en donde actualmente estoy. Entiendo que no deseen mirar más allá y saber las razones, sin embargo, escribo esto para expulsar demonios, a pesar de no ser escuchado. Por que la letra también tiene la capacidad de trasbocar los sentimientos del ser humano.

Amigos

Amigos

Todas las noches viene un demonio a mi cama, me toca y me susurra cosas al oído; habla horas y horas sobre teorías existencialistas acerca de su padre en los cielos. Todo eso ocurre mientras trato de conciliar el sueño. Al dormir, antes de caer en el estado de inconsciencia, alcanzo a percibir su garra acariciando mi cabello y mis piernas. Luego, sueño con civilizaciones perdidas y el fin del universo, sueño con tentáculos lovecraftianos y con otras aberraciones literarias del más allá. Aveces soy un emisario de la paz, otras, un ente de guerra que se desplaza entre mundos.

El demonio me despierta, me levanta las manos para que no caiga otra vez dormido, me sopla las cejas y me recita poemas mientras me baño. Antes de salir de la casa, me peina teniendo en cuenta mis tres remolinos, me da la bendición y me envía a trabajar mientras el comete las más bajas aberraciones dentro de mí.

Lararararara, lararararara, lararararara, larararararara

Ahí está otra vez con su canto alegre dentro de mi adolorida cabeza.

Heptagono

Heptágono

Ayer soñé que era siete veces siete seres en una misma habitación. Podía ver por siete, mirar por siete y lo más increíble, podía sentir por siete. Siete veces el mismo pedazo de nada pisando siete veces el universo a la vez.

¿Qué se sentirá morir siete veces?