Atomo

Átomo

Uno de los mayores problemas que se tienen en esta sociedad es el ego mal manejado. Pensamos que somos exclusivos, que somos únicos en todos los sentidos y asumimos que los demás también verán eso. Nos sobrevaloramos mientras los demás nos desechan. Lo irónico de este pensamiento radica en que mientras nos limitamos a pensar en individualidad, el planeta se mueve en colectividad.

En términos generales somos iguales. La misma mierda que no puede ser ni reciclable; físicamente tenemos las mismas facciones en general, mentalmente nuestro cerebro tiene la misma capacidad. Exceptuando nuestras manías y lo que nos hace predecibles, somos el mismo pedazo de insatisfacción. Emocionalmente, ohhh, emocionalmente somos iguales, masoquistas y sádicos hasta la muerte. No veo la diferencia de nuestros átomos salvo las cadenas genéticas que se están alterando.


¡¡¡Yo soy un átomo, un maldito átomo en este universo...!!!. Y sin embargo, a veces, me siento como todo un ecosistema intergaláctico gracias al asqueroso ego que tengo.