Cruce de Caminos (II)

Cruce de Caminos (II)

Un día el diablo se acercó y me dijo que Dios anda triste. Desde que crucificaron a su hijo anda triste. Dios es una hueva, yo hubiera cometido una masacre en Israel, le dije. Dios es solo un padre triste con un hijo muy enloquecido, el psiquiatra ha recomendado a Jesús tomar valeriana para poder calmar su mente, pero a él, le encanta ir a los prostíbulos e ignorar los consejos. Nos miramos con tristeza. Me acuerdo que soy un mal hijo, debo ir a casa.

Mandragora (I)

Mandrágora

La magia negra se encuentra en una mujer serena. Cuando veas a una así, con mirada oscura, triste y hasta pensativa, huye. Las mujeres con esa clase de magia se vuelven silenciosas y van dejando a los hombres vestidos en el altar; escupen tus intestinos, volviéndonos el ego pequeño y la polla más tiesa de lo normal. Visten de negro con blanco, tacones, faldas cortas y ojos perdidos/lunáticos. Segregan feromonas y se ven inocentes si las enmarcas en este mundo callejero.
No te confíes. Una de ellas me agarró con sus bellas piernas depiladas y ahora no puedo soltarme de su recuerdo. Me ha hecho dar mi palabra a pesar de haberme dejado plantado varias veces, varias noches de luna llena. Son malignas, son apoteosicas, son pequeñas diosas en su panteón pagano, mientras rindes la debida adoración a sus serpentinas lenguas. Aléjate, huye... en dos días vendrá a buscarme y yo caeré de nuevo en sus fauces. No hay salvación.

Fantasma

Fantasma

Dicen que los poetas tienen el cabello largo y son flacos; son sex simbols que se pasean en lo lúgubre de la ciudad. Dicen que son buenos amantes y hacen prosa erótica en el cuerpo de la virgen.

Hoy salgo a caminar, el frío se aferra a mis huesos y mientras mi cabeza va trasbocando todo lo vivido, te pienso acompañada de algún poeta maldito.

Cruce de Caminos (I)

Cruce de Caminos (I)

El demonio es un hombre muy ocupado. Mientras se baña, escucha las oraciones de los creyentes para reírse un rato. Almuerza en un bufete de los baratos supuestamente para llenarse de amor entre la miseria del ser humano. Por la tarde, visita a los políticos y vende promesas.

Algunas noches viene a hablar conmigo, duras noches me dice mientras parte un pedazo de pollo que venía en una cajita feliz de una de sus franquicias. Destapamos varias botellas de tequila y bebemos hasta estar ebrios. Hablamos de putas, de amores, de serpientes, de mujeres, mariposas y otros monstruos creados por Dios para rompernos las bolas. Se va tambaleando a su casa, mientras en el baño queda el olor a azufre.

Punto de vista


Hay días donde me siento en una banca del parque y después de un rato me pregunto porqué el genocidio y la masacre no se practica más seguido. El problema es el dolor y el apego, supongo.

Hay otros días donde sonrío y pienso que todo es bello.

Dioses

Dioses

Yo mitifico
Tú mitificas
Él mitifica
Nosotros mitificamos


Desmitificar al otro y volverlo humano, tendente de tragedias y soliloquios. Amanece en nuestros ojos y la luz nos ciega cuando vemos los siete soles.