DEL ESCRITOR (II)

DEL ESCRITOR (II)

YO escribo para que me miren, para que me reconozcan como un ser útil en la sociedad. Escribo para tener felicidad a través del dinero; les digo a los demás que tengo un título que me acredita como un soplapollas ilustrado. Escribo bajo la moda de lo conveniente, menciono al sádico como un héroe en el presente y desmiento al pasado si se me es encargado. Mis dedos se mueven con premura frente al computador transcribiendo la entrevista que le hice al pordiosero: las masas se conmueven y lloran viendo pornomiseria. Escribo las respuestas de un gurú cuando le preguntan por la vida y todos sus teoremas; soy un iluminado. Me aclaman según la revista de la R-mayúscula y mi libro Best(ia)-Seller(ado) del momento se ha vendido en 12 países.
Con mi escritura, cambio sus vidas patéticas, creo toda una dictadura contenida en manual de autoayuda. Releo a mis escritores fantasmas y firmo sus pequeños cheques/migajas. Finalmente soy reconocido… R-E-CONOCIDO. A través de la escritura voy a ser el gran emperador de vuestros ojos, el hombre inmortal que gira las letras para saciar su ego. Pueden asustarse, esto está pasando.