Des-Arte

Des-Arte

Si vas a hablar de poesía,
háblame de penes y sangre,
de nuevas vidas,
de cielos vivos,
de sexo muerto,
de saliva.
Si vas a hablarme de poesía,
dame un instante de sorpresa,
de vida,
en vez de hablar de amor y muerte
y lágrimas
y demás supermercados del arte.