Opinion

Opinión

Si usted está compartiendo las imágenes de burla gay a la policía, recuerde que lo que se evidencia es un caso de violación. Si fuera una mujer la que hubiera vivido ese episodio, posiblemente usted no estaría tomándolo en son de burla, sino compadeciéndose de un acto tan cruel como es el forzar al otro. Si usted cree que la violación es algo que genera risa, solo imagínese despertando sin acordarse de la noche y con su trasero sangrando. Si sigue riéndose después de hacer ese ejercicio, posiblemente usted no tenga la culpa de ese estadio de mediocridad en el vive, pero ojalá llegue el momento en el cual pueda reaccionar como ser humano y aleje el el imbécil social que está mostrando en este momento.